martes, 10 de mayo de 2011

LA MULA una película ¡ESPAÑOLA!

Lo repito: una vergüenza las declaraciones del portavoz (sin nombre) del Ministerio de Cultura al periódico LA RAZÓN.







Es realmente llamativo que los que trabajan en el Ministerio de Cultura, cuando les pides que se identifiquen con nombre y apellido nunca lo hacen.

Cito de nuevo en este post:


«Para que la película pueda ser calificada tiene que acreditar la nacionalidad, y los datos de producción aportados no coinciden con los previos. Así que, en aras de dar las máximas garantías a todos los productores, se decidió elevar la decisión a un juez, un trámite que tiene que hacer la Subsecretaría del Ministerio a través de la abogacía del Estado»



A ver…. Sr.Portavoz del Ministerio:


La película no tiene que acreditar la nacionalidad, la película obtiene la nacionalidad cuando se presenta a calificación.

Independientemente de que “La mula” ya tenía la nacionalidad española porque la obtuvo con la aprobación a la co-producción, “La Mula” se presentó a calificación con toda la documentación necesaria para ratificar su nacionalidad.

El director se marchó y hubo que contratar otro para acabar la película (derecho que el productor tiene garantizado por ley), por eso algunos datos no coinciden.

Esto NO es motivo para CENSURAR y bloquear su estreno por mucho empeño que le pongan y vueltas que le den.

Bastaría con que el ICAA cumpliese con su obligación de visionar la película, algo que según su superiora, tampoco han hecho, para comprobar que es española y que cumple con todos los requisitos:

• Que al menos un 75% de los autores de las obras cinematográficas o audiovisuales , entendiendo como tales el director, el guionista, el director de fotografía y el compositor de la música, sean de nacionalidad española o nacionales de los Estados miembros de la Unión Europea, de los Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, o que posean tarjeta o autorización de residencia en vigor en España o en cualesquiera de dichos Estados. En todo caso, se exigirá que el director de la película cumpla siempre dicho requisito.

• Que los actores y otros artistas que participen en la elaboración de una obra cinematográfica o audiovisual estén representados al menos en una 75 % por personas que cumplan los requisitos de nacionalidad o residencia establecidos en el párrafo anterior.

• Que el personal creativo de carácter técnico, así como el resto del personal técnico que participen en la elaboración de una obra cinematográfica o audiovisual, estén representados, cada uno de ellos, al menos en un 75% por personal que cumplan los requisitos de nacionalidad o residencia establecidos en el primer párrafo.

• Que la obra cinematográfica o audiovisual se realicen preferentemente en versión original castellano o en cualquiera de las lenguas oficiales españolas.

• Que el rodaje, salvo exigencias del guión, posproducción y los trabajos de laboratorio se realicen en territorio de Estados miembros de la Unión Europea. En el caso de las obras de animación, los procesos de producción también deberán realizarse en dichos territorios.

Asimismo, tendrán la consideración de películas españolas las realizadas en régimen de coproducción con empresas. extranjeras y aprobadas como tales.

Para tener la consideración de película española es necesario obtener el certificado de nacionalidad, que podrá expedirse de oficio o a solicitud del interesado.

Con carácter general, la consideración de película española se expide junto con la calificación de la película una vez finalizada, ya que éste es el momento en el que el organismo competente visiona la cinta, y comprueba que la misma cumple los requisitos necesarios para la obtención de nacionalidad española.  del Ministerio de Cultura Certificado Nacionalidad 


LA MULA es española por su propia naturaleza y no necesita estar realizada en régimen de coproducción para obtener la nacionalidad.




Coproducción que por otra parte y como ustedes bien saben, la parte española, o sea Gheko Films, HA CUMPLIDO y de más.

Dejen ustedes de mezclar churras con merinas, lesividades, convenios, inventos y cuentos chinos. Y, por el bien de las futuras coproducciones europeas lean el convenio de coproducción europea

A ver si así alcanzan a comprender, al menos, los artículos 1 y 4. que son los que explican su finalidad:

Que las películas europeas en régimen de coproducción puedan gozar de pleno derecho de las mismas ventajas concedidas a las películas nacionales para fomentar el desarrollo de la coproducción cinematográfica europea.

Para que lo respeten y para obliguen a aquellos que lo incumplen a que lo cumplan. Cosa que hasta ahora no han hecho, lo que han hecho ha sido todo lo contrario.

Lo que reiteradamente intentan hacer es que “LA MULA” no pueda gozar de las ventajas que le serían concedidas como película española. 

Lo que están haciendo es pisotear impunemente mis derechos. 

Alejandra Frade